miércoles, 20 de julio de 2011

Prosófagos

Entre los foros en los que he estado, Prosófagos ha sido sin duda el mejor. Una verdadera escuela de estilo donde muchos hemos aprendido bastante. De pronto, desapareció. Se apagó como una vela en una noche sin viento, como decía Blanca Miosi. Los motivos nadie llegó a saberlos. Quedó como un barco a la deriva, hasta que un problema en el host lo hundió definitivamente. Hoy ya no queda nada, ni siquiera es uno de esos cementerios de Internet donde reposan los restos del pasado. Nada.

En su recuerdo y en homenaje a la persona que lo mantuvo en alza durante más de tres años, Esther González, va esta entrada.




A los prosófagos

Tan grande es Internet y tan variada,
tan recto y retorcido es su camino,
tan fácil, complicado y sibilino,
que aquí puede encontrarse todo o nada.

Hay quien busca placer, o enamorada;
o busca por buscar; o hila bien fino
pensando en su negocio o su destino;
y busca el escritor gente letrada
.
Como la aguja entre la paja ingente,
perdido entre la red, casi enredado,
Prosófagos hallé: un foro, un puente,

una adicción, un camino trillado
que va de continente a continente
llevando el español de lado a lado.

A ti, feliz lector, que has encontrado
en el foro al amigo más completo,
con cariño, dedico este soneto.

A los prosófagos © Fernando Hidalgo Cutillas

6 comentarios:

Antony Sampayo dijo...

Es triste el fin de Prosófagos, estimado Panchito, fue mi primer foro y un excelente termómetro para medir mis capacidades con las letras, aprendí mucho allí, nunca lo olvidaré.

Abrazos.

mario a. dijo...

pues...

francamente, es ironico, que algunos lo mencionen y mas a su tutora, pues si el olvido no me gana, fueron palabras mias y de otros las que hundieron la barcaza, que se convirtio este hermoso galeon ya muerto, despues de todo eso de comer letras, al final termina uno indegesto.

mario a.

Panchito dijo...

No es irónico, Mario, nada más lejos. Allí hubo problemas, como en todas partes, y fueron los choques entre los socios lo que más perjudicó. De los errores se aprende, y espero que no tropecemos nosotros en la misma piedra.

Duckie dijo...

No olvidemos que hizó y dió mucho por Prosófagos.

Un saludo muy grande allá donde estes.

Juanan.

Jesús García dijo...

Prosófagos fue mi primer foro, y mi primer contacto con las letras nacidas en mí.
Nunca llegué a comprender qué fue el detonante, si un mal entendido, o un mal comprendido, o quizás un "Es hora de cerrar sin dar una verdadera explicación, o la explicación", en cualquier caso, fue el azar el que me llevó a él, y mi cabezonería el que me impidió irme el primer día, al recibir una crítica de tal fiereza que revoluciono mi ser.
Prosófagos fue mi mentor, mi amigo, mi refugio en letras mal planeadas, y sin lugar a dudas el foco de amigos que espero no olvidar jamás.

Un gran abrazo a todos.
Jesús (clarinete)

Sergio Urra dijo...

Sin duda, Prosófagos era de lo mejor en la red en cuanto a foros de literatura.

Espero que las personas que pusieron en marcha ese foro, la revista y otros proyectos, sigan aportando al medio con su talento, que es mucho. Seguiré pensando en ese espacio virtual, tal como Clarinete, como un foco de entrañables amigos.

Abrazos.