viernes, 27 de junio de 2014

SIN TÍTULO

Quizá no dice nada
Y sin embargo es tanto…
Tan distante y ambigua,
tan sola en la distancia,
en la esperanza, tanto...

Quizá no dice nada.
O lo dice callando.
Tan dulce y sugestiva
que me está martillando
los tímpanos, el alma.

¿Quizá me ha contestado?

Nunca no dice nada,
pero lo deja claro.
Más fría, más distante,
con un lenguaje llano.

Nunca, ¡qué ironía!,
no brotó de sus labios.
Sólo dijo: quizá;
y, sin embargo, ¡es tanto!

5 comentarios:

Panchito dijo...

Me gusta mucho el juego de palabras entre quizás y nunca. Dos palabras tan diferentes como una puerta abierta y una puerta cerrada. Y la métrica, perfecta.

Magnífico, Belén.

Sgroya P dijo...

Para mí, el mayor placer de la escritura no es el tema que se trate, sino la música que hacen las palabras.. y tus letras, son pura melodía
...excelente!

Que tengas buen Domingo.
Besosss!!

Pepa dijo...

Muchas gracias a los dos por la lectura y vuestros comentarios. Es un placer contar con lectores como vosotros.

Luisa Méndez dijo...

Había leído este poema, disfrutado de la musicalidad, el esmero que has puesto en la métrica.

Perfecto.

Besos

aureliano buendia dijo...

Recuerdo que recientemente he releído el manuscrito del poema sentado en mi antigua habitación, mirando las olas como rompen en la playa, y preguntándome ¿Quizá me ha contestado? ...y yo sigo esperando.

¿Donde te surgió la inspiración de poema? Yo se el donde e incluso el cuando